Si Fuiste bendecido por este sitio por favor dale clic a "Me gusta"

domingo, 8 de marzo de 2015

11. MÁS…SOBRE EL ESPÍRITU SANTO.

11. MÁS…SOBRE EL ESPÍRITU SANTO.

Dios le dio a usted el Espíritu Santo para ayudarle en muchas cosas.

El Espíritu Santo es su Ayudador
Tal vez usted está pensando ahora: No se si podré soportar la vida cristiana o no. Hay tantas cosas que hacer que no las recuerdo todas, mucho menos hacerlas."
No se desaliente. No es tan difícil como parece, porque el Espíritu Santo ha venido para ser su Ayudador. La vida cristiana no es una serie de reglas que se han de observar ni tampoco depende de sus esfuerzos por ser bueno. Más bien consiste en aceptar lo que Dios ha hecho por usted, permitir que el Espíritu Santo viva en usted y haga su voluntad cada día.

El Espíritu Santo puede estar en todas partes al mismo tiempo. Cuando Cristo estuvo en la tierra solo podía estar en cierto lugar a cierto tiempo. Cuando ascendió al cielo, envió al Espíritu Santo para que estuviera con los cristianos a fin de vivir en nosotros, guiarnos y ayudarnos con nuestros problemas.

Y yo rogare al Padre, y os dará otro Consolador, para que este con vosotros para siempre…Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviara en mi nombre, el os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. Juan 14:16, 26.

La presencia del Espíritu Santo en su vida produce resultados que se llaman el fruto del Espíritu. Le da primero el deseo de hacer lo correcto, y después le da la fortaleza para hacerlo. Al permitir que le guíe y le ayude de esta manera, El desarrolla en usted un carácter cristiano maravilloso. Sus buenas actitudes, su hablar y sus acciones vienen a ser como un fruto delicioso. Su familia y amistades disfrutaran al acompañarle a usted, pero sobre todo ese fruto del Espíritu complacerá a su Padre celestial.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. Juan 15:8.

¿Qué significa el  "fruto del Espíritu"?
Son las buenas cualidades que el Espíritu Santo produce en nuestro carácter.

Es natural en nosotros el querer hacer nuestra propia voluntad. Esta es la tendencia de la naturaleza humana. Queremos hacer lo que nos plazca en lugar de lo que debemos hacer. Por ello necesitamos escuchar la voz interna del Espíritu Santo que nos inspira a que hagamos la voluntad de Dios, y nos enseña el camino.

Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne (…) Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. Gálatas 5:16, 25.

Las palabras "no satisfagáis los deseos de la carne" de Gálatas 5:16 ¿qué quieren decir?
Que obtendrá victoria sobre su deseo natural de hacer su propia voluntad pecaminosa y sobre su deseo natural de no hacer la voluntad de Dios.  
El Espíritu de Dios le guiara y le fortalecerá, pero El no lo forzará a ir por el camino de Dios. Usted necesita caminar voluntariamente. Necesita cooperar con el Espíritu Santo y permitir que le guíe.
A esta actitud la Biblia le llama andar en el Espíritu. Usted ya lo está haciendo al leer su Biblia y practicar lo que le enseña.

Conclusión:

Entonces: ¿Qué significa “andar en el Espíritu”?
Es seguir la dirección del Espíritu Santo en sus actividades diarias. 

0 comentarios:

Si Fuiste bendecido por este sitio por favor dale clic a "Me gusta"