Si Fuiste bendecido por este sitio por favor dale clic a "Me gusta"

viernes, 22 de mayo de 2015

ESTO DIJO JESÚS….

ESTO DIJO JESÚS Y DEBEMOS CUMPLIR SUS MANDATOS SABIENDO LA AUTORIDAD Y PODER QUE NOS HA DADO A CADA CRISTIANO VERDADERO.
Y yendo, predicad, diciendo: El Reino de los cielos se ha acercado. (Mateo 10:7)
Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
(Mateo 10:8)
Vayan y anuncien que el Reino de los cielos se ha acercado.
(Mateo 10:7)
Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los leprosos y expulsen a los demonios. Ustedes recibieron gratis este poder; no cobren tampoco por emplearlo. (Mateo 10:8)
¡YA TENEMOS EL PODER MÁS GRANDE DEL UNIVERSO! ¡YA LO DIO! ¡NO DEBEMOS PEDIR LO QUE YA TENEMOS, AHORA DEBEMOS EMPLEARLO!
Ya que vivimos por el Espíritu Santo, sigamos la guía del Espíritu Santo en cada aspecto de nuestra vida.
(Gálatas 5:25)
Entonces llamando a sus…discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia. (Mateo 10:1)

y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el Reino de Dios. (Lucas 10:9)

He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.
(Lucas 10:19)

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. (Juan 14:12)

Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. (Juan 14:13)
Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. (Juan 14:14)

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. (Santiago 4:7)
¡NOSOTROS SOMOS LOS QUE ATACAMOS!
Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el Reino de Dios.
(Mateo 12:28)
Cuando un hombre fuerte, como Satanás, está armado y
protege su palacio, sus posesiones están seguras,
(Lucas 11:21)

hasta que alguien aún más fuerte lo ataca y lo vence, le quita sus armas y se lleva sus pertenencias. (Lucas 11:22)
Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.
(Lucas 11:22)
Pero, si yo expulso a los demonios por el poder de Dios, entonces el Reino de Dios ha llegado y está entre ustedes.
(Lucas 11:20) Jesús dijo: El Reino de Dios no vendrá con advertencia, (Lucas 17:20)
ni se dirá: “Aquí está”, o “Allí está”; porque el Reino de Dios está entre ustedes. (Lucas 17:21)
porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,
(2 Corintios 10:4)
Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.(1 Juan 3:8)

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. (1 Juan 4:4)

Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;
(Marcos 16:17)
tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.(Marcos 16:18)

Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén. (Marcos 16:20)

He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.
(Lucas 24:49)
Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. (Hechos 1:5)
pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
(Hechos 1:8)

porque nada hay imposible para Dios. (Lucas 1:37)
testificando Dios juntamente con ellos, con señales y
prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad. (Hebreos 2:4)

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;
(1 Corintios 12:8)
a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. (1 Corintios 12:9)
A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.
(1 Corintios 12:10)
Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.
(1 Corintios 12:28)
¡NO HAY ATADURA O VICIO O PECADO QUE JESÚS NO PUEDA VENCER, PERDONAR Y TRANSFORMAR!
¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, (1 Corintios 6:9)
ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. (1 Corintios 6:10)
Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.
(1 Corintios 6:11)

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
(2 Corintios 5:17)

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, (Gálatas 5:22)
mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
(Gálatas 5:23)

Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
(Romanos 8:9)
porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
(Romanos 8:13)
Por lo tanto, amados hermanos, no están obligados a hacer lo que su naturaleza pecaminosa los incita a hacer;
(Romanos 8:12)
pues, si viven obedeciéndola, morirán. Pero, si mediante el
poder del Espíritu hacen morir las acciones de la naturaleza pecaminosa, vivirán. (Romanos 8:13)
NOSOTROS FUIMOS UNGIDOS CON EL ESPÍRITU SANTO DE LA MISMA MANERA QUE N.S. JESÚS PARA QUE HAGAMOS LAS MISMAS COSAS Y AÚN MAYORES.
Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. (Hechos 10:38)
El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los humildes; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. (Lucas 4:18-19)
Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios, (2 Corintios 1:21)
Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas. (1 Juan 2:20)
CRISTO ESTÁ: Y NOSOTROS ESTAMOS SENTADOS CON EL Y NOS MOVEMOS DESDE ESA POSICIÓN.
…sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; (Efesios 1:21)
y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, (Efesios 1:22)
Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, (Efesios 2:4)
aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),(Efesios 2:5)
y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
(Efesios 2:6)

y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.
(Colosenses 2:15)

De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo. (Mateo 18:18)
Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. (Mateo 18:19)

Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (Mateo 18:20)
Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. (Juan 16:13)
El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. (Juan 16:14)
De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará. (Juan 16:23)
Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido. (Juan 16:24)
Orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. (Santiago 5:16)
¿Hay entre ustedes algún enfermo? Que se llame a los ancianos de la iglesia, para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. (Santiago 5:14)
La oración de fe sanará al enfermo, y el Señor lo levantará de su lecho… (Santiago 5:15)
YO SIEMPRE PUEDO HACER UN MILAGRO: JESÚS. Comparto estas palabras que recibí de Jesús. (Seguramente en parte serán también para ti) Dr. Gustavo Isbert
No te asustes por una noticia imprevista, ya sea una enfermedad, un problema o cualquier otra cosa: ¡Yo siempre puedo hacer un milagro! LARGO CAMINO TE RESTA.
Tampoco estés en ansiedad, temor o expectativa, pues yo tengo el control de todo.
¡TODAS LAS COSAS AYUDAN A BIEN! ¡Recuérdalo!
Yo estoy contigo siempre de una manera especial y te he protegido siempre y lo seguiré haciendo.
Tú eres muy amado y estás en mis propósitos. ¡No temas! ¡No tienes por qué temer!
Clama a mí y yo te responderé y te enseñaré muchas cosas y te daré la sabiduría y la manera de resolver cualquier situación.
¡NUNCA ESTÁS DESAMPARADO!
¡SIEMPRE ESTOY A TU LADO Y EN TI!
¡Habla mi palabra! ¡Confiésala! ¡Afírmala!, predica y deja los resultados en mis manos. No depende de ti, ni tú eres el salvador del mundo, mi Espíritu trabaja, mi Padre trabaja yo trabajo y mis ángeles trabajan.
¡YO SIEMPRE TENGO UNA SALIDA! ¡YO SIEMPRE PUEDO HACER UN MILAGRO!
Yo tengo soluciones infinitas y sé hacer caminos donde no los hay.
¡Todo lo imposible es posible para mí y yo lo puedo hacer!
Yo haré cosas que no esperabas o no te imaginabas que las haría.
Como las hice cuando compraste mi casa.
Nadie puede detener mi voluntad, ni estropear mis propósitos.
Yo soy el Dios único y todopoderoso.
Yo soy tu verdadero Padre y tú eres mi hijo muy amado.
Podrán caer muchos a tu lado pero a ti no llegará.
Yo tengo contigo y mis siervos un trato diferencial, soy más estricto, pero mis ojos están sobre ti. Y tengo un cuidado especial. Solo confía en mí y recibe mi paz.
Jesús.
Jesús les dijo…porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.
(Mateo 17:20)
Pero este género no sale sino con oración y ayuno.
(Mateo 17:21)

Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería.
(Lucas 17:6)

Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.
(Mateo 19:26)

Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.
(Marcos 10:27)

El les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.
(Lucas 18:27)

para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.
(Hebreos 6:18)

Dios no es hombre, para que mienta,
Ni hijo de hombre para que se arrepienta.
El dijo, ¿y no hará?
Habló, ¿y no lo ejecutará?
(Números 23:19)

Dios no es un hombre, por lo tanto no miente. Él no es humano, por lo tanto no cambia de parecer. ¿Acaso alguna vez habló sin actuar? ¿Alguna vez prometió sin cumplir?
(Números 23:19)

Pues el SEÑOR Dios de ustedes los ha bendecido en todo lo que han hecho. Él les ha cuidado cada paso que han dado por este inmenso desierto. En estos cuarenta años, el SEÑOR su Dios los ha acompañado, y no les ha hecho falta nada”. (Deuteronomio 2:7)

Alabado sea el SEÑOR, quien ha dado descanso a su pueblo Israel, tal como lo prometió. No ha faltado ni una sola palabra de todas las promesas maravillosas que hizo mediante su siervo Moisés.
(1 Reyes 8:56)

Ni una sola de todas las buenas promesas que el SEÑOR le había hecho a la familia de Israel quedó sin cumplirse; todo lo que él había dicho se hizo realidad.
(Josué 21:45)
No faltó palabra de todas las buenas promesas que Jehová había hecho a la casa de Israel; todo se cumplió.
(Josué 21:45)

...En lo profundo del corazón, ustedes saben que cada promesa del SEÑOR su Dios se ha cumplido. ¡Ni una sola ha fallado! (Josué 23:14)

Reconoced, pues, con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma, que no ha faltado una palabra de todas las buenas palabras que Jehová vuestro Dios había dicho de vosotros; todas os han acontecido, no ha faltado ninguna de ellas. (Josué 23:14)

0 comentarios:

Si Fuiste bendecido por este sitio por favor dale clic a "Me gusta"